lunes, 23 de agosto de 2010

Marelisa Gibson: Me gustaría continuar con el legado de Dayana y Stefanía

Es difícil imaginar a una miss como Marelisa Gibson, que en esencia es representante de la elegancia, del porte y de la belleza nacional, acostada en su cama con unas láminas de papel aluminio en el cabello. El truco es necesario si al día siguiente quiere lucir unos rizos sueltos, una apariencia que ha mostrado durante su participación en el concurso Miss Universo 2010, que se celebra en Las Vegas.

Para lograrlo debe acostarse dos o tres horas después de terminar su jornada, cuando por fin puede quitarse los tacones de aguja y ponerse una ropa más cómoda. Es en ese momento, cerca de las 9:00 pm, cuando la representante nacional de 21 años de edad también puede recibir algunas llamadas en la habitación que comparte con Miss España, Adriana Reverón.

La española, de origen canario, se ríe cuando observa que la venezolana tiene pegado a la oreja izquierda el celular y, en la otra, el auricular del teléfono fijo. Atiende conjuntamente a la periodista y a María Kallay, coordinadora general de la Organización Miss Venezuela.

Expresa la estudiante de Arquitectura que ese día en la mañana tuvo la entrevista con el jurado. La primera pregunta que le hicieron era si pensaba que el país tenía oportunidad de llevarse la tercera corona consecutiva, luego del triunfo de Dayana Mendoza y Stefanía Fernández. "¿De verdad?, ¿yo?, ¿mi país?", les contestó la joven en broma, con lo que se ganó la simpatía de los evaluadores.

En un tono más serio, agregó que las misses han sido un buen ejemplo y que le gustaría continuar con ese legado.

En algunas de las actividades que precedieron a la gala final, que será hoy en el hotel Mandalay Bay & Resort, Gibson pudo compartir con la reina actual, Stefanía Fernández. Su coterránea le ha aconsejado disfrutar al máximo la experiencia porque a su juicio es algo que termina rápido.

Las reinas nacionales también coincidieron en la noche del traje típico, acto que se llevó a cabo el lunes pasado y en el que Marelisa Gibson lució una creación metálica inspirada en la obra Abra solar de Alejandro Otero.

Mientras conversa por teléfono, en una oportunidad, Gibson pide unos minutos de espera. Se retira el auricular y en voz bajita, como si fuera un secreto, le dice a Kallay que tomó la decisión de cómo llevará el cabello. "Me voy a quedar con el moño porque lo he lucido suelto en las otras actividades y todas las demás candidatas tienen una melenota. También porque me siento más cómoda. No quiero que se me venga a la cara cuando desfilo".

La familia de Gibson y su novio viajaron a Las Vegas para formar una gran barra. Los acompañarán el presidente de la Organización Miss Venezuela, Osmel Sousa, y el diseñador del traje de noche, Gionni Straccia.

El modista también fue el artífice de los modelos que lucieron Dayana Mendoza y Stefanía Fernández cuando fueron coronadas como reinas universales. El vestido, que está elaborado en seda de color azul, se asemeja mucho al que lució Marelisa Gibson la noche que ganó el Miss Venezuela. "Es superpesado, pero bello", dice la candidata.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada