domingo, 15 de agosto de 2010

Marelisa Gibson estarà Vestida para ganar


Gionni Straccia comparte todos los secretos del traje de Marelisa Gibson
DANIEL UZCÁTEGUI EL UNIVERSAL
domingo 15 de agosto de 2010 12:00 AM


Es definitivo. El traje que usará Marelisa Gibson, la representante de Venezuela en el certamen de belleza Miss Universo -que se efectuará el próximo 23 de agosto en Hotel Mandaly Casino&Resort de Las Vegas-, es de color azul rey.

"Lo decidí desde el año pasado cuando la estaba vistiendo para Miss Venezuela", dice con un toque de picardía el diseñador Gionni Straccia, creador del traje que usaron las dos últimas Miss Universo, Dayana Mendoza y Stefania Fernández, el día de su coronación; y quien cruza los dedos por una nueva victoria con Marelisa.

¿La razón de la picardía? Se siente libre. Ya no tiene pruritos en confesar que durante casi un año fungió como agente secreto de Osmel Sousa, presidente del Miss Venezuela, en la misión de despistar a los medios -e incluso a la propia Marelisa-, repitiendo que el traje de nuestra abanderada en Miss Universo no sería azul, porque ese tono no le quedaba bien.

"Da risa. Cuando le estaba haciendo el vestido para Miss Venezuela, saqué la tela azul, la miré y pensé: 'Esta chama va a ganar'. Así que le comenté: 'Sabes, mejor ese color te lo dejo para cuando vayas al Miss Universo", recuerda el diseñador.

Él reconoce que no fue tarea fácil convencer a Marelisa. Incluso se vio en la incómoda necesidad de mentirle diciéndole que ese color la hacia lucir "muy señora".

"No me creo amuleto para ganar coronas, porque en la Organización el trabajo se hace en equipo. Hago mi trabajo y reconozco que el maestro es Osmel, es él quien conoce el secreto de la mujer universal", comenta el valenciano, quien lleva 15 años trabajando en la Organización Miss Venezuela.

Asegura que pasó meses interactuando con Marelisa y descubrió en la chica de 21 años a una mujer elegante con garbo y feminidad. "El traje que le hicimos es ella de aquí a la China", asegura Straccia acerca de una creación que estuvo seis meses rondando por su cabeza y que terminó ejecutando en tres semanas.

"Es un traje clásico. Una pieza de alta costura, impecable en su diseño y línea que está inspirado en el glamur de los años cincuenta", revela Straccia. Pero acota que no lo hizo él solo.

Parte de su mérito se lo otorga a su maestro Osmel Sousa. "Él tiene el ojo. Me dijo: "Con Marelisa hay que trabajar lo que hiciste en Miss Venezuela en la parte superior. Desarrolla tú la idea...".

Así que liberó su imaginación y le puso manos a la tela. El vestido fue realizado en corte columna, en ciberlina de seda azul rey, con un juego de alforjas en diagonal desde donde nace un polizón: que cae del lado izquierdo. Y Straccia jura que cuando se lo ponga, Marelisa lucirá como princesa. "Vestirla a ella es como vestir a la reina Rania de Jordania o a la actriz Anne Hathaway".

"El traje va acompañado de pedrería en tono cristal, color smoke y verde esmeralda, y unos zapatos puntiagudos con un tacón de 12 centímetros. Hasta el día de la elección estoy entregado a esto en cuerpo y alma, porque no sólo le hice el traje de la noche final a Marelisa sino ocho piezas más, entre trajes cortos y largos", cuenta Gionni.

¿Que si alguien se atreve a criticar su obra? "Me la tomaría con humor. Soy bastante divertido. Me gusta escuchar las críticas, porque yo soy el peor crítico de mi trabajo. Soy de los que agarran el vestido y dicen: 'Le falta aquí, le sobra allá'".

Faltan pocas horas y casi que ya puede sentir la tripleta de su tricolor nacional. "Muero de angustia por saber qué sucederá. La atención de las coronas me ha puesto en el tapete, y siento que está llegando el momento de abrirme al mercado internacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada