sábado, 18 de septiembre de 2010

Luz Marina Zuluaga, única Miss Universo colombiana que sigue siendo ícono de la belleza

Luz Marina Zuluaga, la única Miss Universo que ha tenido Colombia, siempre será un referente de la belleza, un símbolo de la mujer pujante y emprendedora, donde ante todo debe brillar la naturalidad.

"Cuando niña soñaba con ser reina y era inalcanzable, años después me convertí en Miss Universo”, afirmó la ex soberana.

Nació el 31 de octubre de 1938 y veinte años después le trajo al país una corona que parecía inalcanzable: La de Miss Universo en 1958.

Esta mujer que tiene sus raíces en Pereira es la única colombiana en ganar el título más importante de belleza a nivel mundial. “Siento que la gente me tiene un cariño muy grande, y recordarán épocas lindas por una historia que dejamos en el mundo”.

Luz Marina Zuluaga nació de una familia no muy acomodada, su familia se mudó a la ciudad de Manizales, Departamento de Caldas, cuando ella era una niña muy pequeña y creció en esa ciudad.

Todo inició cuando aplicó al concurso Señorita Caldas, donde ganó para así representar al Departamento en el concurso de Señorita Colombia.
Ya en Cartagena se llevó a cabo la ceremonia de coronación y la ganadora fue la señorita Antioquia, Doris Gil de Santamaría, mientras Luz Marina Zuluaga, quedaba como virreina.

Pero por cosas del destino y en un giro inesperado, Doris Gil, dejó su titulo y lo cedió a Luz Marina, ya que se casaría en unos cuantos meses y los estatutos de Miss Universo prohibían participantes casadas.

Entonces, Zuluaga no fue aceptada por los caldenses, ya que ellos decían que no era de su área, pues para esa época Pereira hacia parte del Departamento de Caldas.

Sin embargo, el concurso tenía que seguir y ella empacó sus maletas y viajó a Long Beach, California, Estados Unidos. La colombiana, después del traje de baño, logró la atención de los expertos quienes la pusieron entre las favoritas para llevarse la corona de Miss Universo.

“Definitivamente, yo tuve mucho miedo al aceptar que fuera la reina de Colombia, me quedaría difícil hacerlo en un reinado internacional siendo una niña de provincia, pero la curiosidad de mujer me llevó a decir que sí para arreglar maletas e irme a EEUU”.

La ceremonia de coronación tuvo lugar el 25 de julio y toda Colombia estuvo sintonizada por radio o televisión, esperando un veredicto que le diera al país esa inmensa felicidad de tener la mujer más bella del mundo.

Las 15 finalistas fueron anunciadas por orden alfabético: Alemania, Brasil, Chile, Colombia, Dinamarca, Estados Unidos, Grecia, Hawaii, Holanda,

Israel, Japón, Perú, Polonia, Suecia y Surinam. Las 5 finalistas fueron: Miss Brasil, Miss Colombia, Miss Estados Unidos, Miss Hawaii y Miss Polonia.

Toda Colombia esperaba con ansias el fallo final, que quedó así:

3a. Princesa: Miss Polonia: Alicja Bobrowska
2a. Princesa: Miss Estados Unidos: Eurlyne Howell
1a. Princesa: Miss Hawaii: Geri Hoo
Virreina: Miss Brasil: Adalgisa Colombo

Miss Universo 1958: Miss Colombia: Luz Marian Zuluaga.

Al recordar el audio en el que fue anunciada como la nueva Miss Universo expresó la gran felicidad que la embargó en ese momento y que al día de hoy la mantiene en los libros de historia como la máxima exponente de la belleza nacional.

“Es una cosa muy linda al recordar que ese título de Miss universo fue para nuestro país, eso fue una maravilla”, dijo en diálogo con Yolanda Ruiz, la directora de Legados de RCN LA RADIO.

Recordó que al regresar al país desde Miami, Avianca amoldó un avión espacialmente decorado para traerla hasta Barranquilla, donde La Marina le hizo Guardia de Honor, y fue tanta la gente que se acercó a verla que todo se convirtió en una “odisea”.
“Cuando llegamos al aeropuerto de Techo en Bogotá fue una locura, porque tuve honores militares, y en un Carro de Bomberos me llevaron hasta el Hotel Tequendama”.

Después de pasar unos años modelando y dando a conocer los primeros vestidos de baño más contemporáneos de la época a nivel global, tomó la decisión de dejar su carrera a un lado y optó por el amor.

Zuluaga, se casó con un vecino, Enrique Vélez. Contrajeron matrimonio apenas él terminó su carrera como Otorrinolaringólogo y se fueron a vivir a Estados Unidos, allá tuvieron a su primogénito. Unos años después regresaron a Manizales. Tuvieron dos hijos más y una hija, Andrea Vélez; quien después también fue Señorita Caldas en 1991.

Como dato curioso el traje típico fue confeccionado por su propia mamá, los demás fueron obsequios de personas allegadas a la familia Zuluaga, no tan elegantes y finos como el ajuar de las demás participantes. Es por eso que Luz Marina siempre le ha atribuido el triunfo a la tranquilidad que tuvo debido a la falta de expectativa de lograr el cetro, la banda y la corona, que posteriormente le harían convertir el sueño que siempre tuvo cuando niña: ser reina.

Sus medidas eran un metro con 68 de estatura y medidas perfectas, 90-60-90, sin una buena preparación y siendo toda una novata en estas lides, derrotó a las 83 representante de los países que enviaron sus modelos en este evento.

También, la única Miss Universo que ha tenido Colombia recuerda que la primera vez que se utilizó un vestido de baño fue cuando “yo me convertí en reina, pero las niñas salían en privado frente a los jurados en Cartagena, y sólo estaban ellos, no había ni un solo periodista, es más, habían niñas que lloraban porque tenían que salir con esa vestimenta”.

Frente a la evolución de la carrera que ha tenido el mundo de la belleza expresa su preocupación porque las niñas “están utilizando cirugías plásticas muy exageradas que a los 17 o 18 años eso es anormal absolutamente”.

Además, puntualizó que unas décadas atrás las modelos no tenían estilistas, ni tampoco quien las maquillara, o que los peluqueros las dejaran listas, pues la belleza era más natural”.

“Luz Marina es y será una gran dama, ha sido una gran colaboradora dentro de la misión social del concurso de belleza”, dijo Raimundo Angulo, presidente del Reinado de Belleza de Colombia.

Ha cambiado el esquema de belleza de la mujer actual “yo me imagino que hoy la mujer es más alta y más delgada, porque nosotras teníamos en ese entonces más carnita”.

Y frente a la gran preocupación por las mujeres de verse extremadamente delgadas, agravando la situación con desordenes como la anorexia o la bulimia puntualizó que “no está de acuerdo en esa delgadez exagerada, porque ahora solo las alimentan con ensaladas y demasiadas horas de ejercicios”.

“Es una persona que marcó la historia del país, es un gran legado, y al gente la recuerda con mucho cariño”, agregó Andrea Vélez, hija de Luis Marina, quien después también fue Señorita Caldas en 1991.

Su matrimonio ya ha llegado a la consolidación de 50 años de amor, en medio de dificultades y algunas “peleítas”, sin embargo, es un ejemplo para la actualidad “donde siempre ha primado el amor”.

Esto dijo Enrique Vélez, el esposo de la Miss Universo y única hasta el momento en Colombia “Aspiré a que fuera mi esposa, y aspiraba a que se quedara conmigo, ella es una mujer muy madura, aplomada y muy seria y muy responsable con las responsabilidades en las obligaciones con la familia”.

Recuerda que la corona que le tocó esta conservada en un Banco, la cual tenía perlas blancas y negras, mientras su trofeo anduvo durante más de 15 años desaparecido porque se lo habían robado, sin embargo, luego lo encontraron en una casa convertido en un florero.

Y hace unos dos años la esposa del entonces presidente de los colombianos, Alvaro Uribe, le solicitó que donara el trofeo para ponerlo en un museo junto con la banda de Miss Universo, y los únicos recuerdos que aún conserva son algunas fotos y condecoraciones.

Es por esto, que Luz Marina Zuluaga, es considerada una mujer sencilla, una mujer que no dejó que se le subiera el estrellato a la cabeza, que tomó la decisión de dejar su fama por tomar el inmenso valor de trabajar por su hogar, por su esposo, sus hijos y nietos, y siempre será recordada como un símbolo de belleza y naturalidad para Colombia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada