lunes, 5 de abril de 2010

Valeria Dominguez, Ex Señorita Colombia, dice no tener ni un pelo de tonta!


Verónica Villarroel
Fotos: Carlos Gaviria / Cortesía Sony Entertainment Televisión
lunes, 29 de marzo de 2010 06:00 a.m.

Desde el set de grabación, la ex Miss Colombia y protagonista de “Los caballeros las prefieren brutas”, de Sony Entertainment Television, asegura que “una a veces, en modo de conquista, se hace la ingenua"

Cristina Oviedo es una atractiva mujer y exitosa diseñadora industrial. Mantiene una relación sentimental con un hombre que la ama, o al menos eso dice él. Lo cierto es que el día de su despedida de soltera al prometido se le cae la máscara: Cristina descubre que él le es infiel con una amiga de la infancia; una chica linda pero especialmente tonta.

Así comienza la historia titulada “Los caballeros las prefieren brutas” que, basada en el éxito editorial de la autora colombiana Isabella Santo Domingo, desde febrero de 2010 ha capturado la atención de miles de televidentes en toda Latinoamérica. Durante una visita a Bogotá, ciudad en la que se graba la serie transmitida por Sony Entertainment Television, pudimos conocer personalmente a esta carismática actriz, hermosa por demás, que demuestra no tener ni un pelo de tonta o, mejor dicho, ni un pelo de bruta.

De la pasarela a la actuación

Valerie es modelo, actriz y diseñadora de joyas. Nació en Barranquilla, Colombia, y es prima de la cantante Shakira. Con apenas 19 años de edad decidió mudarse a Italia, experiencia que ella misma describe como “algo asombroso”. Allí estudió diseño de modas y luego obtuvo su doctorado en Diseño de Joyería en Milán. Su gracia, espigada figura y 1,83 cm de estatura le permitieron convertirse en Señorita Colombia, corona que le abrió paso a su participación en el magno evento de la belleza, Miss Universo, en el que figuró entre las favoritas.

A pesar de su destacado papel como reina de belleza, Valerie debutó como actriz en el filme Esto huele mal, para luego protagonizar telenovelas como “Hasta que la plata nos separe” y “El último matrimonio feliz”. En esta última se consagró internacionalmente como actriz, con la interpretación de Bárbara Mantilla, una mujer agredida física y emocionalmente por su esposo. “Fue un personaje muy sufrido, muy intenso y eso es algo que muchas mujeres viven en carne propia hoy día”, comenta Domínguez.

Actualmente, junto con el galán colombiano Juan Pablo Raba, Domínguez se expone en pantalla chica con “Los caballeros las prefieren brutas”. Allí, ambos personajes se debaten entre el drama y la comedia, en una serie que pone en tela de juicio al machismo latinoamericano al narrar las relaciones entre los hombres y las mujeres contemporáneas en el nuevo continente.


— ¿Crees que los caballeros las prefieren brutas?

— Eso depende de la persona que quieras en tu vida. Hay hombres que las prefieren brutas, que eligen a una mujer que este allí para cuando la necesiten. Pero también hay otros que optan por tener a una mujer competitiva y que esa competencia sea sana.

— ¿Te has hecho la bruta alguna vez?

— Creo que todas las mujeres hemos sido brutas consciente o inconscientemente. Una a veces, en modo de conquista, se hace la ingenua, pero en realidad no es así (risas).

— ¿Qué es lo que más te gusta de la serie?

— Me encanta porque muestra una dimensión diferente en cuanto a las relaciones, sobre todo, a la vida de las mujeres. Mi personaje me encanta, es ingenuo pero pilas; confía en la gente y aunque es una mujer que se esfuerza en lo que hace, siempre queda mal parada.

— Representaste a Colombia en un concurso de belleza internacional, ¿crees que eso te ayudó a incursionar en la actuación?

— La actuación siempre fue como un sueño para mí, desde que era pequeña. Si embargo, las oportunidades surgieron luego del reinado, a partir de entonces me comenzaron a llamar para castings. Uno de los personajes más complejos a los que me he enfrentado fue el de Bárbara, en “El último matrimonio feliz”. Fue un papel muy fuerte y difícil de encarnar, pues siempre estaba demacrada, tenía un aspecto sufrido y la belleza paso a segundo plano.

— ¿Crees que a una mujer exitosa, hermosa e inteligente, se le hace cuesta arriba conseguir el amor?

— Siempre queremos ser super mujeres: trabajar, atender la casa y criar a los hijos, además de estar a la par de los hombres. Sin importar si eres bonita o no, creo que es difícil conseguir al hombre tu vida.

— ¿Cómo se mide el éxito?

— El éxito se define como la inteligencia. Me puede ir muy bien en el trabajo y ser un desastre en la casa. Me considero exitosa si me va bien en el trabajo, en la casa, si mi familia está bien y si estoy tranquila. No se mide con la fama ni con el dinero; es un conjunto de todo.

— ¿El cine o la televisión?

— Los dos me encantan. Cada uno tiene la magia de convertirme en otra persona, de ser quien no soy en realidad.

— ¿Qué esperas para el futuro?

— Si Dios me lo permite, espero llegar muy lejos, ¡hasta Hollywood de ser posible! Amo lo que hago. La clave es disfrutar lo que va llegando y hacer bien mi trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada