jueves, 10 de junio de 2010

Miss Universo visita a sus abuelos en Nigrán

Stefanía Fernández hizo un paréntesis en su apretadísima agenda de actos oficiales.

La mujer más guapa del mundo estuvo estos días en Nigrán. Stefanía Fernández, elegida este año como Miss Universo, viajó a este municipio para reencontrarse con sus abuelos. Hizo un paréntesis en su apretadísima agenda de actos oficiales y presentaciones para compartir un breve tiempo con su familia en la localidad de Priegue.
Hoy tiene previsto hacer una escapada a Portugal de varios días antes de volver a embarcarse en el aeropuerto de Peinador de regreso a Venezuela próximamente.
La organización del certamen hizo posible que hiciera un hueco en su agenda autorizando una visita privada, especial, ya que, por motivos de salud, sus abuelos, Emilio y Celia, no pudieron cruzar el Atlántico, pese a que fueron invitados por muchos medios de comunicación de aquel país tras la coronación de Miss Universo.
Son unas pequeñas vacaciones. Las primeras que tiene realmente desde que asumió la corona para moverse a su antojo, lejos de los compromisos derivados de la distinción que representa y que le están esperando a su regreso en breve.
Nigrán es para ella como un oasis entre tanto ajetreo, el lugar donde ha podido mantenerse al margen de todo.
Su llegada causó una inmensa alegría a sus abuelos, emigrantes retornados ya jubilados, que residen en este municipio y que celebraron por todo lo alto su coronación el pasado verano.
De paseo
Stefanía dedicó el día de ayer a dar una vuelta con su familia hasta la localidad vecina de Baiona aprovechando que mejoró el tiempo por la tarde.
Comieron en un restaurante de la localidad y después dieron un paseo por las calles de la villa.
Visitaron la réplica de la carabela La Pinta amarrada en su pantalán del paseo marítimo baionés.
La embarcación le llamó mucho la atención. Iba acompañada por dos jóvenes, uno de ellos su primo, venezolano que reside en Vigo, y se hizo fotografías con ellos.
Ella prefirió no subir a la embarcación. Sí lo hizo uno de sus acompañantes.
Después volvió al encuentro de sus abuelos y de su tía Guadalupe, que es alcaldesa en un municipio venezolano y que se encuentra estos días de vacaciones en Nigrán. Después, de vuelta para casa, en la parroquia de Priegue, para tomar fuerzas para el viaje de hoy.
Desapercibida
Stefanía iba discretamente vestida, ataviada con una gabardina y con el pelo recogido con una coleta. A pesar de su enorme belleza, no llamó la atención de todas las personas con las que se cruzó a lo largo del día.
Pasó desapercibida, como una turista más, porque es lo que quiere estos días, abrir un paréntesis en sus ocupaciones diarias.
La bella joven se ha tomado unos días de vacaciones en la recta final de su reinado. El 23 de agosto próximo deberá coronar a su sucesora en el transcurso de una gala que se celebrará en uno de los complejos hoteleros más lujosos de la ciudad de Las Vegas.
Pero ha cumplido con sus abuelos, que han podido abrazarla en Galicia llenos de felicidad, antes de agotar su mandato como la mujer más bella del universo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada