martes, 27 de diciembre de 2011

Entrevista a Bodine Kohler, Miss Puerto Rico 2012


Por Patricia Vargas Casiano / End.pvargas@elnuevodia.com

La frase “vestida para matar” y que dio título a una película, le va a la perfección a Bodine Koehler Peña, Miss Universe Puerto Rico, quien confesó que cada vez que su cuerpo se desliza en un vestido de gala se transforma en una diva.

Su idea de los trajes de fiesta, como los que se usan en las despedidas de año y concursos de belleza, es que tienen que impactar, atraer la admiración de todo el mundo, sin que la pieza le robe brillo a su físico. Para ella la ropa es algo que va más allá de la moda o la ocasión, es algo que la conecta directamente con sus emociones y con la piel. 


“No soy muy diva en el diario vivir, es cuando me meto en esos vestidos tan maravillosos que me siento como una, lista para entrar a un salón y que todos digan ‘wao’. Cualquiera de esos trajes que usé (para la sesión de fotos) los usaría para el fin de año, uno por hora, cada uno me hizo sentir de una manera distinta, en especial los turquesas, un color que cuando me miré al espejo descubrí que me queda muy bien. Además, me gusta que se vea mi silueta entallada y sexy, maquillaje neutral y boca bien marcada”, comentó la reina de 19 años, nacida en Holanda.

Bodine, quien ahora luce un tono de cabello color miel, aseguró que la ropa influye en las personas. “Cada traje tiene su aura, ese algo que cuando te lo pones te da luz. Por eso para el vestido de Miss Universe voy a sentarme con el diseñador que se seleccione y le voy a proponer que encontremos juntos ese halo, sin que me opaque, porque quiero representar a la mujer puertorriqueña que soy en el concurso”.

La esbelta reina tiene entre sus íconos de la moda favoritos a Max Azria, por su juvenil y elegante estilo; Michael Kors, para zapatos y accesorios que usa tanto para vestirse casual como elegante; y Zara, por esas piezas básicas para todo momento.

Describe que su estilo, aunque sencillo, siempre tiene un toque de color. “Me gustan los rosas y anaranjados fosforescentes y tengo que tenerlos en la cartera, en los zapatos o en la blusa”.

Fin de año de brillo y en familia

Para recibir el 2012, Bodine no vestirá de gala. Lo celebrará en familia, pero el brillo de seguro no faltará. “Me gusta estar brillosa de pies a cabeza; vestido, pantallas, zapatos, accesorios. El fin de año hay que despedirlo de corazón y darle gracias a Dios por tantas bendiciones que hemos recibido y ahora prepararnos para un nuevo comenzar y pienso que todo comienzo tiene que celebrarse con felicidad, y brillante”. 

Para la fiesta, la beldad tiene dos opciones: celebrarla en Palmas del Mar con toda su familia y la de su novio, Juan José Crespo (con quien lleva dos años de relación), o como de costumbre, en la casa de su abuela dominicana, por parte de madre, que vive en Isla Verde.

“La de mi abuela va a estar superchévere. Vamos a tener mucho merengue y salsa, y ella se faja cocinando. Solo de pensarlo se me hace agua la boca. Ahí si rompo la dieta porque después de tanta dedicación en preparar la comida tengo que comer de todo por todo ese esfuerzo y amor que le pone a ese arrocito que ella hace”.

El rojo es el color preferido de Bodine para despedir el año sobre todo en la ropa interior roja, los labios y las uñas. “El rojo me encanta con mi color de piel y me da mucha energía, como los fuegos artificiales”.

No a las cirugías 

Aunque en un principio se vio inclinada a someterse a cirugías cosméticas, Bodine ya no está tan segura de dejárselas hacer.

“Me encuentro muy joven para hacerme una cirugía, lo estamos discutiendo con la organización por eso de que no me siento preparada, tal vez en el busto porque me han dicho que estoy un poco huesuda en el pecho. La realidad es que le tengo terror a que me operen y por un mal toque pueda quedar muy rara. Me siento tan satisfecha como soy que pienso que no quiero hacerme nada que pueda afectar mi autoestima. Tengo tiempo de aquí al concurso para tomar la decisión”.

Mientras, la modelo continúa en el gimnasio con su entrenadora personal Jackie Rodríguez, tomando tratamientos para la piel, clases de maquillaje y peinado, de dicción y oratoria. También prepara su portafolio de composición musical ya que proyecta seguir estudiando. “Quiero impactar a todos y que todos me recuerden siempre de forma positiva”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada